Puede que muchos de sus apreciados discos de vinilo nunca sean lanzados en formato digital, lo que significa que los buenos giradiscos son ahora más importantes que nunca. Por este motivo, Marantz le ofrece un giradiscos de gran calidad completamente automático con sistema de servotransporte CC, un brazo con baja coloración y una cubierta anti-polvo transparente. La respuesta ideal a sus necesidades de un componente de fuente de alto rendimiento para discos analógicos. La configuración es fácil, dado que el TT-42 viene completamente preinstalado. El vinilo ha vuelto para quedarse.